¿Sabías que la volatilidad cambiaria puede ser la principal fuente de pérdidas en el capital de trabajo?

¿Sabías que la volatilidad cambiaria puede ser la principal fuente de pérdidas en el capital de trabajo?

La volatilidad implica que los precios de las divisas cambian constantemente y están fuera de tu control si no estableces una estrategia o plan para mitigar el impacto de tipo de cambio haciendo tus operaciones con divisas más seguras, además de  ganar certidumbre pero ¿por dónde empezar?  Nicolás Eguiarte, Director Cambiario de Banco BASE nos da unos tips para que comiences a identificar por dónde empezar al momento de crear tu propia estrategia cambiaria:

Conoce tu costo: Es indispensable que para que cualquier cobertura cambiaria funcione tenga como base un tipo de cambio trasladado a un costo. ¿Cómo costeas? ¿A qué tipo de cambio estableciste la última lista de precios que presentarás a tus clientes?
¿Con qué frecuencia cambias tus listas de precios?: De acuerdo a tu sector y a las condiciones comerciales de tu empresa será la frecuencia con la que deberás actualizar tus precios, entre menos frecuente, mayor será la necesidad de una cobertura.
Plazo: Es de suma importancia conocer la duración de cada una de las etapas que toma tu empresa para convertir el inventario en dinero, cobrarlo y pagarlo a tus proveedores. El objetivo es que la cobertura cambiaria se adapte a este plazo.
Estrategia comercial: Con una estrategia de cobertura bien ejecutada podrás ver que tus operaciones comerciales se realizan de forma más suave y con menos fricción de cara a tus clientes.

Como empresario que realiza operaciones con divisas, es importante tener claro que estas operaciones, por su frecuencia, son la principal fuente de pérdidas en el capital de trabajo pues una vez ejecutadas, ya no se puede recuperar.