2_MAYO_TASA_DE_INTERES_INFLACION_ANALISIS_BASE_2.jpg 2_MAYO_TASA_DE_INTERES_INFLACION_ANALISIS_BASE_1.jpg
Economía Perspectivas
¿Qué se espera para la inflación y para la tasa de interés en México?
2/05/2018 · Por: Gabriela Siller Pagaza

El jueves se publicaron las minutas de la pasada reunión de política monetaria de Banxico en donde destaca el tono restrictivo.

Cualquiera pensaría que como la inflación ha disminuido y el tipo de cambio, al momento de llevarse a cabo la reunión de política monetaria, iba a la baja, hablarían de mantener la tasa o recortarla. Sin embargo, se refirieron a los riesgos al alza para la inflación.

Desde el 2017 la inflación ha estado fuertemente determinada por el tipo de cambio, mostrando un efecto rezago de varios meses. Así, a pesar de que en el 2017 el tipo de cambio disminuyó desde los niveles máximos históricos de 22 pesos por dólar, la inflación no disminuyó hasta después de varios meses.

Lo anterior debido a que el desempeño de los precios en México es tal que al subir el costo de los insumos o al subir el tipo de cambio, suben los precios. Por el contrario, al bajar el costo de los insumos o bajar el tipo de cambio, los precios no se ajustan a la baja por la expectativa de que puedan volver a subir. Lo anterior probablemente por el recuerdo de las altas inflaciones que sufrió México en el pasado.

Asimismo, al analizar la inflación entre la parte no subyacente, que refiere a los precios más volátiles de la economía, y la subyacente, que es la inflación medular, es posible identificar que es la inflación no subyacente la que ha mostrado las mayores disminuciones.

Es decir, no puede asegurarse que la inflación seguirá a la baja sólo porque han bajado los precios de algunos artículos que se sabe, tienen un precio inestable. Además, en la parte subyacente aún se ve reflejado un efecto de rezago de las depreciaciones del peso que, aunque cada vez es menor, sigue presente. Más aún, con la reciente subida del tipo de cambio es posible que revivan esas presiones inflacionarias sobre la parte subyacente.

Así, al estar determinada la inflación en gran medida por el tipo de cambio, los riesgos al alza son casi los mismos que para el tipo de cambio: renegociación del TLCAN, elecciones en México, expectativa de que la Fed seguirá subiendo la tasa y eventos que generen aversión al riesgo. Habría que agregar para la inflación los posibles choques de oferta que pudieran darse y que afectarían el precio de los productos que conforman el índice nacional de precios al consumidor. 

Si todo se mantuviera constante, la inflación de final de año ya se ubicaría dentro de la meta de Banco de México. Sin embargo, el 2018 se espera sea un año rodeado de incertidumbre. Para la inflación, los niveles de tipo de cambio por arriba de 19.50 pesos por dólar, generan presiones significativas al alza, incrementando la probabilidad de que Banxico vuelva a seguir el ritmo de incrementos en la tasa de la Reserva Federal.

Para pensar en recortes en la tasa de interés, el tipo de cambio tendría que bajar de los 18 pesos por dólar y estabilizarse, haciendo que la parte subyacente de la inflación deje de mostrar un efecto rezago y eliminando los riesgos al alza para la inflación en el largo plazo. ¿Cuáles son las probabilidades de que esto ocurra? Desafortunadamente no muchas.

programa una cita Banco BASE

COMPARTE

Comentarios

Suscríbete al blog

ARTÍCULOS RELACIONADOS

9_OCTUBRE_ITALIA_FUENTE_DE_INCERTIDUMBRE_1.jpg
Economía Perspectivas
9/10/2018
3_OCTUBRE_IMPLICACIONES_ECONOMICAS_DEL_NUEVO_TRATADO_1.jpg
Comercio Economía Perspectivas
2/10/2018
1_OCTUBRE_FACTORAJE_FINANCIERO_PARA_PYMES_1.jpg
Economía Negocios
1/10/2018