13_SEPTIEMBRE_PEDIR_PRESTADO_A_UN_FAMILIAR_ES_LA_MEJOR_OPCION_2.jpg 13_SEPTIEMBRE_PEDIR_PRESTADO_A_UN_FAMILIAR_ES_LA_MEJOR_OPCION_1.jpg
Finanzas Personales
¿Pedir prestado a un familiar es la mejor opción?
13/09/2018 · Por: Banco BASE

Al enfrentar una emergencia financiera o simplemente al buscar financiamiento para iniciar un negocio, es fácil pensar que la mejor opción es pedir prestado a un familiar o amigo.

Tal vez tengas un buen historial de crédito o te preocupen las tasas de interés que cobran las instituciones financieras y por ello optes primero por recurrir a tus familiares para solicitar un préstamo.

Es lógico, parece ser una solución fácil y rápida. Sin embargo, es importante que consideres algunos factores que pueden poner en riesgo tus finanzas e incluso tu relación con la persona.

El riesgo de la confianza

Cuando se solicita un préstamo bancario, la institución requiere, entre otra información, un comprobante de tus ingresos y tu autorización para que puedan consultar tu reporte de crédito. Hacen esto para calcular tu capacidad de pago y para decidir si les conviene otorgar el préstamo.

Al solicitar un préstamo a alguien cercano, como un familiar o amigo, por lo general toda esta investigación se omite, privilegiando la confianza que existe entre las dos partes.

Precisamente debido a este lazo de confianza, muchas veces pedir prestado a alguien cercano puede acarrear situaciones o acuerdos confusos que podrían poner en riesgo las finanzas de los involucrados, y también, su relación.

Quien presta el dinero puede no calcular correctamente qué impacto tendrá no contar con ese dinero en el futuro (como resolver alguna emergencia, por ejemplo) o tal vez no estará en posición de financiar el cobro; por otro lado, quien lo recibe, quizá no tenga la capacidad de garantizar el pago total o parcial del mismo.

En este tipo de transacciones que ponen a la confianza y la lealtad por encima del beneficio económico, la liquidez de los involucrados y el dinero podría perder valor, debido, precisamente, a la falta de acuerdos claros. Al final, en muchos casos ambas partes corren el riesgo de complicar su futuro financiero.

¿Préstamo o financiamiento?... Hay una diferencia

Si se trata de atender una emergencia, es buena opción recurrir a la familia o a los amigos para conseguir un préstamo de manera inmediata, pero siempre considerando cómo vas a pagar. Si no estás seguro de poder devolver el dinero en el corto plazo, lo mejor es que aceptes el préstamo que ponen a tu alcance, siempre y cuando solicites un crédito bancario para liquidar lo antes posible.

Si, por el contrario, estás buscando financiamiento para emprender un negocio, trata a tus familiares o amigos como los potenciales inversionistas que son.

Debes elaborar un plan de negocios que exponga tu propuesta, plantee tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, explique cómo producirás, comercializarás y distribuirás tu producto o servicio y cuál es el panorama de la rentabilidad esperada.

Evita situaciones incómodas o rupturas familiares

No lleves las relaciones familiares y de amistad, de por sí vulnerables a los malos entendidos, a una situación de crisis poniendo al dinero de por medio.

Lo mejor es que recurras a una institución financiera donde justifiques la necesidad del préstamo y demuestres tu capacidad de pago. La formalidad del trámite tiene una razón de ser y no solo en beneficio del banco, también de tu tranquilidad financiera futura. No te prestarán lo que no puedas pagar. 

Guía para crear un plan de finanzas familiares

COMPARTE

Comentarios

Suscríbete al blog

ARTÍCULOS RELACIONADOS

11_SEPTIEMBRE_EL_CAT_EN_LAS_TARJETAS_DE_CREDITO_PARA_QUE_SIRVE_Y_COMO_ESCOGER_EL_MEJOR_1.jpg
Finanzas Personales
11/09/2018
4_SEPTIEMBRE_COMO_RECUPERARSE_DE_LOS_GASTOS_DE_UN_VIAJE_1.jpg
Finanzas Personales
4/09/2018