2-Abril-BB-PF-Los-seguros-que-debes-tener THUMBNAIL-2-Abril-BB-PF-Los-seguros-que-debes-tener
Finanzas Personales
Los seguros que debes tener
9/04/2019 · Por: Banco BASE

Podría ser que lo consideres un gasto innecesario o que creas que es un exceso para tu presupuesto porque, posiblemente, lo vas a pagar durante muchos años, pero necesitas ver lo importante que es contar con un seguro. En realidad, es una protección de diversas formas, tanto para ti como para los tuyos.

Ver un seguro como una acción preventiva y de ahorro puede salvarte la vida (y salvar tus finanzas), al ofrecerte los medios para ser atendido en caso de enfermedad, accidente o muerte inesperada.

Durante la etapa de vida de una persona, desde los 20 a los 40 años, los tres seguros indispensables por contratar son la póliza de auto, gastos médicos mayores y seguro de vida (principalmente si tienes familia).

De acuerdo a tus objetivos de vida, necesidades propias y según tus posibilidades, puedes contratar un seguro de vida, de automóvil, de gastos médicos mayores o, incluso, de casa habitación y dental, entre otros.

La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas indica que en México funcionan 103 aseguradoras que ofrecen diferentes pólizas. Solamente necesitas revisar que la aseguradora que elijas esté registrada en la CNSF. Considera tus prioridades y conoce los más comunes que existen en el mercado.

Seguro de vida

En caso de invalidez, supervivencia o muerte del asegurado, este seguro paga a los beneficiarios una cantidad específica de acuerdo a las condiciones contratadas, siempre y cuando la póliza esté en vigor.

Existen diferentes seguros de este tipo:

  1. Es 100 por ciento otorgado por fallecimiento y su vigencia es por el tiempo específico que se contrató. Si llegas a fallecer, los beneficiarios recibirán la suma asegurada, pero si llegas a sobrevivir, la aseguradora no te devuelve tu dinero.

Los plazos de contrato son de 1, 5, 10 ó 25 años, ó en edad avanzada (60 ó 65 años).

Tus pagos son iguales durante el plazo de vigencia. Al terminar ese plazo, la aseguradora recalcula el valor de la prima de acuerdo a tu edad y a tu estado de salud. Si lo vas a contratar, pregunta sobre la renovación automática, ya que no todos se renuevan.

  1. Ordinario de vida o vitalicio. Tiene una duración de por vida. Si el asegurado cumple 99 años y aún está con vida, recibe toda la suma asegurada.
  1. Seguro dotal. Se combina como seguro de riesgo y seguro de ahorro. Por ello, si el asegurado fallece antes del plazo previsto, sus beneficiarios recibirán la indemnización estipulada. Si al terminar el plazo de vigencia, el asegurado sobrevive, recibirá la suma asegurada establecida en el contrato.

Es posible contratarlos a plazos de 10, 15, 18, 20 y 25 años. Los costos pueden variar con la edad, género, estado de salud, si eres o no fumador, suma asegurada, plan de ahorro o coberturas adicionales que tenga el seguro, como invalidez, por ejemplo.

Seguro de automóvil

Conducir un automóvil es una responsabilidad que te obliga a protegerte a ti y a terceros. La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) indica que tener un percance automovilístico trae como consecuencia gastos imprevistos, desequilibrio económico y problemas de orden legal.

Si, por ejemplo, tienes un accidente en el que atropellas a una persona y esta muere, la cantidad a pagar es de más de 3 millones de pesos, cifra que no podrás liquidar si no cuentas con respaldo.

Por tanto, la cobertura básica que ha de tener un automóvil es la de Responsabilidad Civil que cubra tu auto y daños a terceros. La Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dio a conocer que 11 aseguradoras del país cubren 92 por ciento del mercado.

Los dos tipos de cobertura más comunes son la limitada y la amplia.

  1. Cobertura limitada. Cubre robo total del automóvil, ampara la pérdida total del vehículo por robo o asalto, además de daños materiales y pérdidas a consecuencia del suceso en cuestión. Incluye la cobertura de Responsabilidad Civil por daños a terceros, por lo que ampara los daños materiales que el propietario cause a terceros causados en sus bienes, por lesiones corporales o muerte. Cubre el pago de gastos médicos por lesiones corporales del asegurado o el resto de los ocupantes del vehículo, que viajaban en este durante un accidente. El conductor tendrá defensa jurídica y asesoría en caso de accidente o robo total del automóvil.

  2. Cobertura amplia. Incluye, además de los puntos de la cobertura limitada, los daños materiales que garantiza la reparación de daños directos que sufra el vehículo a consecuencia de la colisión, vuelco, incendio, rotura de cristales, inundaciones, huelgas o fenómenos naturales, entre otras.

El costo del seguro es calculado por cada empresa según sus propios criterios, considerando el vehículo y modelo, periodos de pago, además de los datos del usuario, como el lugar donde reside, edad, sexo y estado civil. 

Seguro de Gastos Médicos Mayores

Estos seguros son los que cubren la lesión o incapacidad que afecte la integridad o la salud del asegurado, por un accidente o enfermedad, explica la Condusef.

En esta clase de pólizas, la aseguradora, mediante el pago de la prima correspondiente, cubre gastos hospitalarios, atención médica, intervenciones quirúrgicas, alimentos, medicinas, análisis clínicos, rayos X, entre otros, al usuario y, cuando corresponde, a sus dependientes económicos.

“Para cada plan de seguro hay una cobertura específica, por lo que es conveniente que revise el contenido de su póliza y verifique que la cobertura del plan que contrató cubra sus necesidades”, explica el organismo.

La aseguradora podrá indemnizarte de diferentes formas. Mediante el pago directo: el asegurado solamente paga el deducible y coaseguro, y la aseguradora paga directo al médico o al hospital.

Mediante un reembolso: el asegurado paga al médico u hospital y después, por medio de una reclamación presentada a la aseguradora, esta paga al asegurado los gastos que sobrepasaron las cantidades del deducible y coaseguro.

Para cada plan de seguro hay una cobertura específica (básica y no básica), por lo que es conveniente que revises el contenido de tu póliza y corrobores que la cobertura del plan que contrataste cubra tus necesidades.

Cuando se determina el monto de la prima, la aseguradora considera factores como edad, sumas aseguradas, coberturas contratadas y el estado de salud. Para ello te aplicarán un cuestionario que necesitas contestar con la verdad, ya que no hacerlo faculta a la aseguradora para rescindir el contrato sin beneficio para ti.

En caso de que consideres cambiarte de compañía o de plan, es muy importante que la aseguradora te entregue un endoso para que reconozcan tu antigüedad (el tiempo que tenías cubierto con el seguro anterior). De otra forma, es probable que la nueva compañía no acceda a cubrir las enfermedades preexistentes (las diagnosticadas médicamente antes de este cambio de compañía). Entonces tendrías que pasar de nuevo por el tiempo de espera para las situaciones o enfermedades que la aseguradora así requiera (embarazos, cáncer, VIH, entre otros).

Seguros educativos

Mediante un plan de ahorro, este seguro garantiza una cantidad de dinero que permite cubrir la educación universitaria de tus hijos. El pago de este seguro puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

Por lo general, los seguros educativos se contratan cuando los hijos son pequeños; se enfocan en cubrir estudios de universidad, ya que la población con estudios superiores es menor que la de otros niveles educativos.

Los seguros educativos funcionan como cualquier seguro de vida con un fondo de ahorro. Las aseguradoras se encargan de ofrecer este tipo de productos y el beneficiario recibirá al cumplir 15, 18 ó 22 años una suma asegurada para continuar sus estudios.

El padre o tutor será quien elija la universidad, ya sea pública o privada, en la que estudiará el menor.

La suma asegurada varía si la cotización es para un área específica como ciencias sociales y administrativas o ingeniería, por ejemplo.

En caso de que desees cancelar este seguro al año o a los dos años, no recuperarás dinero por los gastos administrativos que aplicó la aseguradora. Después de tres años obtendrás un porcentaje de la cantidad asegurada.

Seguro de casa habitación

Según la zona donde vivas y los riesgos a los que está expuesto el inmueble, la aseguradora cotizará el costo del seguro. La prima será más alta en lugares con más frecuencia de sismos, como Ciudad de México, Oaxaca o Puebla. De igual forma, el costo es más alto si la zona donde está la casa es de alto índice delictivo.

Este tipo de seguros se clasifican de la siguiente manera:

  1. El seguro de contenidos cubre el mobiliario, como por ejemplo, electrodomésticos, ropa, joyas, obras de arte, etc.

  2. La póliza contra robo solamente se paga cuando se trata de robo con violencia.

  3. Los seguros de desastres naturales cubren los daños ocasionados por terremotos, huracanes o inundaciones, entre otros. Tiene dos modalidades: La cobertura de la construcción únicamente y la cobertura de construcción y contenido.

  4. El seguro de incendios ampara todos los bienes que haya dentro de la casa, además de las instalaciones del edificio.

Cuidado con los formatos

Al decidir contratar un seguro, revisa minuciosamente los detalles, tomando en cuenta que debes poner datos verídicos, no firmar nada en blanco y corroborar todos los elementos que te ofrecieron antes de contratar.

Lee atentamente los términos de la póliza y si algo no queda claro, solicita a tu agente su asesoría, hasta que ya no tengas dudas.

Revisa que toda la información tuya que aparece en el contrato esté correcta, así como las sumas contratadas y el monto de la prima. Si existe alguna corrección que debas hacer, tienes 30 días para solicitarla. Después de este lapso, se considerará que los datos son correctos.

Las primas de los seguros de compañías aseguradoras legalmente establecidas en México son deducibles de impuestos, junto con los gastos médicos a cargo del asegurado, como deducibles, coaseguro, copagos y gastos médicos no cubiertos en la póliza. No olvides que el deducible y el coaseguro son gastos que corren por tu cuenta en el momento de un siniestro.

Infórmate para entender lo básico sobre cada producto, sus beneficios, a cuánto asciende la indemnización o cuál es su alcance. Y sobre todo, no te dejes presionar, pues adquirir un seguro es una decisión personal.

Fuentes: Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). Boletín electrónico Brújula de compra de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

New Call-to-action

COMPARTE

Comentarios

Suscríbete al blog

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banco-Base-Thumbnail_Personas_Blog-marzo-6-Como-invertir-en-el-futuro-y-prepararte-para-epocas-de-austeridad.jpg
Finanzas Personales
17/03/2019
Banco-Base-Thumbnail_Personas_Blog-marzo-4-Que-se-espera-del-bitcoin-en-2019
Finanzas Personales
14/03/2019