La ironía de las expectativas cambiarias-01 La ironía de las expectativas cambiarias-02
Negocios Perspectivas Gestión de dinero
La ironía de las expectativas cambiarias
Cristina Rovelo Martinez

Cristina Rovelo Martinez

14/02/2020

El fin de año trae consigo un espacio de introspección que en el plano empresarial debería de constituir una revisión de los resultados para evaluar que funcionó, que se puede mejorar, que se debe implementar y que debe de eliminarse por no aportar valor.

Una vez que este ejercicio fue realizado, el siguiente paso será el de definir el plan de acción del año entrante y es aquí cuando nuestros clientes se voltean con nosotros para preguntarnos sobre la expectativa del tipo de cambio. “¿Cómo lo ven para el año?” resulta ser la pregunta más socorrida; sin embargo, seamos honestos, esta cuestión no aflora únicamente durante el fin/inicio de un año, sino de manera mensual, semanal, diaria.  

Ahora bien, ¿cuál es el problema que resulta de tomar decisiones de tipo de cambio en base a las expectativas del mercado? Que hay ocasiones en las que no se cumplen y entonces, estamos en aprietos cambiarios ¡uh, oh!

Regresemos un poco en el tiempo al 2 de enero 2019, nuestro nuevo gobierno estaba recién desempacado y tras la cancelación del NAICM en Octubre del 2018, la expectativa cambiaria del año 2019 era totalmente alcista, es decir, nuestra moneda se vería presionada y perdería terreno frente al USD. Se hablaba de diversos factores en esas fechas: la depreciación que caracteriza el primer año de un nuevo gobierno y como evaluarían las calificadoras las decisiones tomadas; pronunciamientos de Trump contra las caravanas migrantes; el –eterno- conflicto comercial entre EUA y China; que pasaría con el T-MEC; entre otros. 

Durante el primer día hábil del año pasado, nuestra moneda arrancaba en niveles de $19.65 y con dicha expectativa alcista, ¿qué podíamos esperar? Que los compradores de USD se abastecieran de esta moneda ya sea con compras de contado o con ayuda de algún instrumento derivado y que los vendedores de USD bajaran la guardia debido a que la expectativa dictaba que conforme avanzara el año, podrían irlos vendiendo en niveles cada vez más altos.

¿Qué fue lo que realmente ocurrió? Que ni con todo y los factores mencionados anteriormente ni con los que se fueron sumando sobre la marcha, se cumplió la expectativa alcista. Esto propició que tanto compradores como vendedores de USD cuestionaran su mala suerte por haber y no haber tomado acción respectivamente.

A los hechos del 2019 podemos sumarle otros ejemplos sobre cómo la reacción del mercado no estuvo alineada a la expectativa de los analistas: el resultado de la votación del Brexit, Trump ganando las elecciones en EUA, Trump y su primer año como presidente.  

Una cuestión que quiero remarcar, es que de ninguna manera considero que debamos aislarnos de lo que sucede en el mercado haciendo oídos sordos a la información y noticias que se vayan publicando, viviendo en la negación. Por el contrario, mi recomendación yace en voltear al origen (tu empresa) y que las decisiones de tipo de cambio se tomen en base al análisis de tu costeo, del margen de utilidad que deseas y de tu crecimiento presupuestado. ¡Esta es la única manera que tenemos para evaluar si se están tomando decisiones cambiarias adecuadas!

Irónicamente, tomar una decisión esperando que se materialice una expectativa, termina siendo especulación.  

COMPARTE

Comentarios

Suscríbete al blog

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dónde quedó mi crecimiento-02
Negocios Perspectivas Gestión de dinero
10/02/2020
THUMBNAIL-4-Noviembre-BB-EMP-Estadisticas para pymes que debes considerar
Negocios Educación Financiera
26/11/2019