6_SEPTIEMBRE_CUAL_ES_LA_DIFERENCIA_ENTRE_UN_PRESTAMO_PERSONAL_Y_UN_PARA_EMPRENDER_2.jpg 6_SEPTIEMBRE_CUAL_ES_LA_DIFERENCIA_ENTRE_UN_PRESTAMO_PERSONAL_Y_UN_PARA_EMPRENDER_1.jpg
Educación Financiera
¿Cuál es la diferencia entre un préstamo personal y uno para emprender?
6/09/2018 · Por: Banco BASE

Cuando se inicia un negocio, una de las principales preocupaciones es conseguir financiamiento. Lo común es recurrir a las instituciones bancarias, pero es importante conocer las diferencias entre un préstamo personal y uno para emprender (o crédito empresarial) antes de tomar una decisión.

En cualquiera de los dos casos, un préstamo es la transacción en la que el banco acepta otorgarte cierta cantidad de dinero, a liquidar en un plazo determinado, a cambio del pago de una comisión de apertura y manejo de cuenta, y de la tasa de interés acordada.

En el caso de los créditos empresariales, se pueden asumir varios formatos:

  • Crédito revolvente o línea de crédito, que es cuando la institución financiera te aprueba un monto máximo que puedes utilizar cuando lo necesites, si lo necesitas, y que vas pagando en mensualidades hasta la liquidación total.
  • Crédito a cuotas fijas, el cual es una forma de financiamiento, apegada a la descripción de préstamo, en la que te comprometes a pagar con sus debidos intereses en pagos mensuales dentro del plazo establecido.
  • Crédito comercial, te hacen tus proveedores al aplazar el pago de una factura.

Se parecen, pero no son lo mismo

Las diferencias entre préstamos personales y para emprender un negocio se dan tanto en las características y condiciones de cada tipo, como en el efecto que tienen en tu historial crediticio.

La principal diferencia entre un préstamo personal y un préstamo para un negocio es el fin al que se dedica el dinero solicitado: para cumplir metas personales o enfrentar emergencias familiares, por un lado, o para financiar la puesta en marcha de una actividad productiva, por el otro.

Lo que también cambia de uno a otro son las condiciones estipuladas en el contrato del crédito, entre ellas:

  • Tasa de interés

Los préstamos personales se otorgan con tasas de interés más altas que los destinados a pequeños negocios, pues estos últimos suelen ser apoyados por programas de financiamiento diseñados por el propio banco y el gobierno para fomentar el emprendimiento.

  • Monto del préstamo

Un préstamo empresarial, por la naturaleza del propósito para el que se busca, maneja cantidades mayores y el monto que un banco te otorgue dependerá tanto de la justificación de las necesidades y la capacidad de pago de tu negocio como de su situación financiera y su nivel de facturación.

  • Plazo para pagar

En los créditos personales se acuerda el pago en periodos más cortos, habitualmente de entre uno y tres meses. En los de negocio este plazo se extiende hasta tres años, puesto que el monto prestado suele ser mucho más elevado y, por tanto, se da más tiempo para la recuperación de la inversión.

  • Requisitos de contratación

Un préstamo personal es más fácil de obtener, pues el banco solo te pedirá información personal y salarial, además de comprobar tu reporte crediticio personal.

Un crédito para negocio, aun cuando goce de algún apoyo para pymes, pedirá que demuestres que tu empresa está legalmente constituida y dada de alta ante el SAT, que sus finanzas son sanas y que tu crédito comercial es óptimo.

Los préstamos y tu historial crediticio

La máxima de los negocios de separar tus finanzas personales de las del negocio también aplica al dinero que puedas recibir mediante un préstamo bancario.

Cada tipo de préstamo impacta de manera diferente a tu historial crediticio personal y al comercial, aun cuando, en el fondo, están ligados.

Las tres diferencias clave entre ambos tipos de historiales son:

  1. Mientras que el historial personal se construye ligado a tu información personal y registra tu cumplimiento de pagos al banco que te haya otorgado cualquier tipo de crédito, ya sea mediante una tarjeta o un préstamo hipotecario, automotriz o personal, tu historial comercial te identifica por los datos legales y fiscales de tu empresa y recaba la información de los movimientos financieros de tus cuentas bancarias corporativas y de tus operaciones con proveedores.

  2. Tu puntuación crediticia se calcula también de manera distinta. En el caso del reporte personal, tu calificación de crédito se basa en las cuentas que están a tu nombre, los créditos que tienes vigentes y los liquidados, tu cumplimiento de pago y los límites de crédito que te han sido autorizados. Este puntaje revela el riesgo de crédito que representas de acuerdo a tu manejo financiero e influye en la tasa de interés que te cobren los bancos al solicitar cualquier tipo de crédito. En cambio, tu puntuación comercial se basa en la información que proporcionen las instituciones bancarias y tus proveedores sobre el comportamiento y cumplimiento de tus pagos y en la antigüedad y registro público de tu empresa.

  3. El acceso a la información y la privacidad de tus datos también varían, pues mientras tu reporte de crédito personal solo está disponible para ti mismo o las instituciones a las que autorices a consultarlo, la información del historial crediticio comercial está abierta y disponible a quienquiera que pague las comisiones correspondientes.

Los personales, los más solicitados por pymes

Aun conociendo que un crédito para emprender un negocio les daría tasas de interés preferenciales y más plazo para el pago, la gran mayoría de las pymes mexicanas prefieren solicitar préstamos personales para cubrir necesidades de financiamiento a largo plazo.

Según el Reporte de crédito pyme 2018 elaborado por la plataforma de préstamos online Konfío, ocho de cada 10 pequeños y medianos empresarios que buscan un préstamo bancario prefieren hacerlo a título personal y no a nombre de su negocio.

Los factores que influyen en ello son:

  • Rapidez en la tramitación y aprobación.
  • Menos requisitos que cumplir.
  • Tasas de interés competitivas.

Sin embargo, también se constató que solo poco menos de la mitad (45.7 por ciento) de las pymes utilizan el capital solicitado en préstamo para impulsar sus planes de desarrollo y crecimiento, mientras que el resto lo destina a cubrir necesidades inmediatas y compensar una falta de liquidez.

Al solicitar un préstamo para financiar tu negocio, ya sea personal o empresarial, debes tener claras cuáles son tus metas estratégicas para que obtengas un beneficio real y productivo de ese dinero.

New Call-to-action

COMPARTE

Comentarios

Suscríbete al blog

ARTÍCULOS RELACIONADOS

8_NOVIEMBRE_LO_QUE_UN_ADOLESCENTE_NECESITA_SABER_SOBRE_EL_DINERO_1.jpg
Educación Financiera
8/11/2018
6_NOVIEMBRE_ACCIONES_COMO_SABER_EN_QUE_EMPRESA_INVERTIR_1.jpg
Educación Financiera
6/11/2018
22_OCTUBRE_HECHOS_QUE_COMPRUEBAN_LO_IMPORTANTE_DEL_CREDITO_COMERCIAL_PARA_UNA_PYME_1.jpg
Educación Financiera
22/10/2018