26_NOVIEMBRE_ACIERTOS_DESACIERTOS_Y_OPORTUNIDADES_ECONOMICAS_2.jpg 26_NOVIEMBRE_ACIERTOS_DESACIERTOS_Y_OPORTUNIDADES_ECONOMICAS_1.jpg
Economía Perspectivas
Aciertos, desaciertos y oportunidades económicas
27/11/2018 · Por: Gabriela Siller Pagaza

Entre los aciertos de esta administración destacan: el Momento Mexicano y la estabilidad macroeconómica. La inyección de confianza al inicio del sexenio, con la firma del Pacto por México fue lo que dio pie a las reformas estructurales, que podría decirse, fueron lo mejor del sexenio de Peña Nieto.

Con las reformas surgió el llamado “Momento Mexicano” y con éste, una mayor confianza empresarial y del consumidor que impulsó la inversión y el consumo para alcanzar un crecimiento económico máximo en el año 2015 de 3.3% y una cifra récord de inversión extranjera directa (198,733 millones de dólares hasta el tercer trimestre del 2018).

Entre los desaciertos del sexenio de Peña Nieto destacan el manejo de las finanzas públicas y áreas de oportunidad en las reformas estructurales.

El mayor endeudamiento público que se observó principalmente entre 2014 y 2016, propició que la inflación empezara a subir y que fuera tema en las minutas de Banxico. Como consecuencia del mayor endeudamiento y del incremento en el tipo de cambio Banxico subió su tasa de referencia de manera acelerada. Cabe destacar que al inicio del sexenio de Peña Nieto la deuda pública representaba 33% del PIB, mientras que a la fecha se ubica en 46%.

El segundo desacierto fue la inconsistencia en los anuncios de los recortes al gasto público, ya que en los años de 2015 y 2016 el gobierno federal anunció que llevaría a cabo recortes, sin cumplirlo. En esos momentos los anuncios de recortes en el gasto público eran lo adecuado, pero no llevarlos a cabo se tomó como una falta de disciplina fiscal que provocaron que las calificadoras Standard & Poor’s y Fitch Ratings cambiaran la perspectiva de la deuda soberana de México de estable a negativa, poniendo en riesgo la calificación crediticia y dejando vulnerable a salidas de capitales. 

Otro desacierto fue la composición del gasto público. Para el sexenio de Peña Nieto destaca que el gasto corriente pasó de representar 73.6% del total del gasto programable en 2013, a representar 79.5% en el 2017, mostrando un crecimiento promedio anual de 5.4%.

Por su parte, el gasto en inversión física, el cual tiene un efecto multiplicador sobre la economía, pasó de representar el 22.2% del gasto programable en su primer año de gobierno a 14.7% en 2017, decreciendo en promedio a una tasa anual de 2.8%.

Finalmente, algunas de las reformas tienen áreas de oportunidad en donde los aspectos contemplados no maximizan el beneficio económico para México. Lo anterior destaca para las reformas educativas, laboral, financiera y fiscal.

Entre las oportunidades que quedan destacan 1) la diversificación de las exportaciones, 2) incentivo al turismo, 3) arreglo de algunas de las reformas 4) composición del gasto público y 5) mejor percepción sobre México.

Aun y cuando el T-MEC ya está negociado, falta ser aprobado por los congresos de México, Estados Unidos y Canadá. Además, para ningún país es sano depender tanto de otro. La diversificación no se da de manera natural, sino que debe realizarse de manera estratégica esperando resultados en el largo plazo.

Dentro de la diversificación el turismo debería ser un sector de prioridad. Los expertos sugieren que para atraer turistas internacionales es necesario contar con rutas eficientes, en donde el número de escalas para llegar al destino final es un determinante importante.

Así, el manejo del aeropuerto en Cd. de México (tiempos entre vuelos y retrasos) será un factor que puede detonar o deprimir el turismo y la entrada de divisas por este concepto.

Sobre las reformas existen muchas discusiones sobre lo que es mejor para México. La fiscal parece ser la más urgente en términos económicos, pensando en finanzas públicas más sanas. 

Respecto a la composición del gasto, es importante mencionar que al calcular el efecto multiplicador del gasto para México resulta que en términos estadísticos es nulo, probablemente por la forma y composición del gasto de gobierno. De esta manera, cuando el gobierno hace una erogación no genera un mayor crecimiento económico, siendo un área de oportunidad importante.

Sobre la percepción. La inversión es el motor interno que puede hacer un círculo virtuoso de mayor crecimiento, mejor productividad, mayores salarios y desarrollo económico en el largo plazo.

Sin embargo, la inversión privada (ya sea de origen nacional o extranjera) depende en gran medida de las expectativas del país y mientas exista incertidumbre sobre lo que puede suceder la inversión no crecerá en gran medida. En este sentido favorecer la estabilidad del tipo de cambio (que se ha convertido en un termómetro de la percepción de la economía mexicana), sin mermar la autonomía de Banxico ni cambiar el régimen cambiario, puede llevar a México a tener una menor inflación, menor tasa, mayor inversión y mayor crecimiento económico.

Otras áreas de oportunidad sobre la economía mexicana que datan de larga historia y que han sido muy bien estudiados son sobre 1) bajo nivel educativo, 2) estado de derecho y legalidad y 3) corrupción. Factores que inhiben el crecimiento y el desarrollo económico de nuestro país.

programa una cita Banco BASE

COMPARTE

Comentarios

Suscríbete al blog

ARTÍCULOS RELACIONADOS

5_DICIEMBRE_QUE_ECONOMIA_RECIBE_LOPEZ_OBRADOR_1.jpg
Perspectivas Economía
5/12/2018
22_NOVIEMBRE_EL_PEOR_DE_TODOS_LOS_PROBLEMAS_ECONOMICOS_1.jpg
Economía Perspectivas
21/11/2018